03 diciembre, 2012

Himno.- TE VENGO A DECIR - JUAN ISÁIS

TE VENGO A DECIR

Te vengo a decir, //
Oh mi Salvador,
Que yo te amo a ti, //
Con el corazón.

Te vengo a decir, //
Toda la verdad:
Te quiero Señor,
Te amo Señor,
Con el corazón.

Yo quiero cantar, //
De gozo y de paz;
Yo quiero llorar, //
De felicidad.

Te vengo a decir, //
Toda la verdad:
Te quiero Señor,
Te amo Señor,
Con el corazón.

C-035 Sonido: (((·)))

Compositor: JUAN ISÁIS (Méjico), 1967
Arreglo musical: DAVID JAMES MORSE (Gales)

Juan Isáis de Méjico compuso esta canción. En 1967, él estuvo en Lima para dirigir el canto en una campaña evangelística nacional que clausuró el año de Evangelismo a Fondo en el Perú. Un día, al comer en casa con nosotros, Juan me pidió ayuda en poner por escrito esta canción, y añadir una armonía, puesto que su propio conocimiento de la música era exclusivamente por oído. Mi contribución fue la mínima posible - la canción es netamente de Juan mismo. Él la enseñó en la reunión de aquella noche, y la canción ha ganado popularidad inmensa en todo el mundo de habla hispana desde aquel entonces.



Hace unos años, Juan Isáis se encontró dando estudios bíblicos al aire libre en una parte rural de Méjico. El grupo fue atacado por hombres fomentados por enemigos del Evangelio, y apedrearon a todos. Puesto que Juan estaba de pie cuando ellos llegaron, lo tomaron por el "jefe" y le hicieron sufrir más que a otros. Por consecuencia, Juan ha sufrido mucho en años recién pasados.



(David Morse, julio de 2002)



02 diciembre, 2012

Himno.- ¡Qué carga inmensa, oh Señor…!

 ¡Qué carga inmensa, oh Señor…!

1.¡Qué carga inmensa, oh Señor,
fue impuesta sobre Ti!
Tú padeciste por amor
el mal que merecí,
cuando en la cruz, Señor Jesús,
moriste en vez de mí.

2.Cáliz de muerte y maldición
henchido para mí,
tomaste con resignación,
bebiéndolo por mí,
y su amargor volvió tu amor
en bendición por mí.

3.Su santa vara Dios blandió,
hiriéndote a Ti;
Dios mismo te desamparó,
para ampararme a mí.
Tu sangre, en don de expiación,
vertiste Tú por mí.

4.De Dios la cólera estalló,
cayendo sobre Ti;
el rostro Dios de Ti apartó,
para aceptarme a mí.
Por tu dolor, Jesús Señor,
no hay ira para mí.

5.Por mí, Señor, moriste Tú;
por tanto en Ti morí.
Tú vivo estás y vivo yo;
no hay muerte para mí.
Y por tu honor ¡oh Salvador!
hay gloria para mí.

Himno.- Tuyo soy, Señor, sólo tuyo soy

Tuyo soy, Señor, sólo tuyo soy

1 Tuyo soy, Señor, sólo tuyo soy,  
redimido por tu amor;  
mas cual siervo fiel quiero yo seguir
y más cerca estar de Ti.

Coro:

Más cerca, cerca de Ti
llévame, mi Salvador.
Sí, más cerca, cerca yo quisiera estar  
de Ti, mi Salvador.

2 Sólo a Ti, Jesús, me consagro hoy,
constreñido por tu amor;
y mi ser entero gozoso doy,
a servirte a Ti, Señor.

3 ¡Qué profunda paz y felicidad
guardan hoy mi corazón!
cuando por la fe puedo ver tu faz
en más grata comunión.

4 Del amor divino jamás sabré
la profunda inmensidad,
hasta que, oh Señor, yo contigo esté
en la gloria celestial.

Himno.- Engrandecido sea Dios

Engrandecido sea Dios

1.Engrandecido sea Dios
en esta reunión,
en esta reunión.
Alegres, juntos a una voz,

Coro:

Dad gloria, gloria, gloria, gloria;
dad gloria a nuestro Dios.

2.Durante el día que pasó,
la mano del Señor,
la mano del Señor,
de muchos males nos salvó.

3.Pues hasta aquí nos ayudó
y siempre proveerá,
y siempre proveerá.
Con gratitud, placer y amor,



Dios dice así

Dios dice así

Archivo del blog

E.Luis Carballosa

Loading...

CARBALLOSA

Predicaciones de Esteban Nieva





Mi radio

Carlos Seise

Loading...

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Translate