15 enero, 2013

Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano


Mi querido amigo nuestra vida pasa como una nube, muchas veces la nube es tormentosa, deja oscuridad o descarga agua, relámpagos y truenos.



Duele ver que inexorablemente se va de nosotros, quizá trates de agarrarte e diferentas cosas para pasarla mejor pero respóndete a ti mismo:



a) Si te refugias en practicas religiosas ¿te sirve de algo?, aparte del momento ¿te queda algo?, ciertamente la respuesta es No.
b) Si tratas de refugiarte en,
c) Buenas obras.



La familia.
Los amigos.
La política.
El deporte.
Cualquier otra cosa.



¿Te sirve de algo?, No, nada llena tu vacío, nada llena el agujero que llevas en el alma.



Muchas veces te escondes en ayudar a otros, pero ese hoyo se hace más profundo, crece porque nada de este mundo te puede llenar ese espacio vacío.



La razón quizá no la conoces, pero esta delante de ti.



Cuando Dios nos creo lo hizo a su imagen y parte de esa imagen es que nos creo tripartitos,
Espíritu, para una relación plena con Él
Alma, donde radican la personalidad y los sentimientos, o sea el Yo.
Cuerpo, la casa en la que vivimos.

Pero Dios puso una norma, que de ser desobedecida traería muerte, y eso es justo lo que pasó, desde que entró el pecado el ser humano creado con un orden genético murió, o lo que es igual quedo separado de Dios, esto significa que morimos espiritualmente.



Y esta es la causa de lo que te pasa ¡estas MUERTO!, separado de Dios y esto no lo arregla ni las buenas obras ni la religión ni las distracciones.



Tu sabes que una sola cosa es segura en tu vida, LA MUERTE física, pues esa muerte es un regalo de Dios, el temor de la muerte que muchas veces disimulas diciendo que no la temes, no es tanto la muerte lo que temes porque sabes que no puedes eludirla y lo sabes, el temor es la incertidumbre, ¿Por qué lo sé?, pues sencillamente porque Dios dice que una de las cosas que llevamos en nosotros de su imagen es ETERNIDAD.



Eclesiastés 3:11 Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.



De forma inconsciente sabes que eres eterno, por lo tanto todo no se acaba con la muerte fisica, solo es tu cuerpo el que muere.



Y existe algo más que ignoras porque nadie te lo ha enseñado y porque tú no te paras a escuchar a Dios.



No estarás eternamente muerto sin cuerpo, te espera la RESURRECCIÓN, un día resucitarás y ese cuerpo jamás morirá, y es con ese cuerpo que comparecerás ante el tribunal de Dios.



Apocalipsis 20:10-15 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.
Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos.
Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.
Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.
Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.
Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.



¿Verdad que jamás escuchaste esto?



Pues mi querido amigo esta es la razón que del vacío de tu alma, de forma inconsciente sabes todo esto, pero no eres capas de verlo sin que te sea dicho por Dios.



Y esta insuficiencia que como ser humano, muerto espiritualmente tienes.



Dios lo sabe y puso el remedio.

Juan 3:16-21 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.
Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.
Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.
Dios es claro, su amor es de Tal magnitud que dio a su único Hijo por ti para salvarte, aunque la razón humana entiende que lo que merecíamos es que viniera a condenarnos por nuestra desobediencia, si embargo vino para Salvar y no para condenar.



Y Dios es – El OFENDIDO - EL TESTIGO – JURADO – FISCAL – Y JUEZ.



Ante esto, ¿crees que alguien puede escapar de Él?.
Sin embargo Él mismo en la persona del Hijo pagó la deuda de tu culpa.
La cuestión para ti es creer lo que Dios dice de Él que “ES el Salvador”, si reconoces que el es el Salvador significa que reconoces que necesitas ser salvado, esto te lleva a reconocer tu pecado y a arrepentirte delante de Él.



De forma que si no lo haces sigues condenado, pues esta es la condenación saber que Dios envió a su Hijo que pago tu deuda y tu lo desprecias, porque prefieres seguir creyendo que por tus obras puedes conseguir algo que te lleve al cielo.



Amigo querido ven a la LUZ de Dios en Cristo, deja que esa luz ilumine tu vida y puedas ver tu condición de pecador, luego pídele perdón y recibirás la vida eterna, y un día futuro que esta solo en el conocimiento de Dios resucitaras pero ya no para muerte o lo que es igual separación eterna de Dios sino para vida, para estar siempre en su presencia.



El Señor está cerca de ti esperando que te des la vuelta y le mires de frente con humildad.



Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.

Dios dice así

Dios dice así

Archivo del blog